Ir a contenido
Despachos a todo Chile de Lunes a Viernes
Despachos a todo Chile de Lunes a Viernes
Regresiones del sueño

Regresiones del sueño

Ayuda!!

Mi bebé ya no duerme como antes!

También nos pasó a nosotras. Al fin habíamos logrado alinear todos los planetas. La bendición estaba durmiendo semi o casi bien. Ya nos habíamos armado una rutina y pum!!! De un día para el otro, ya ninguna magia funcionaba y la bendición no dormía como antes.

No te cuestiones, no estás haciendo nada mal, es parte normal del proceso madurativo de tu bebé. Son las famosas regresiones del sueño y aquí te explicamos de qué se tratan.

El término "regresión del sueño" se refiere a un período de tiempo en el que un bebé o un niño pequeño experimenta un cambio en su patrón de sueño.

A menudo, los signos de regresión del sueño incluyen:

- Luchar contra las siestas o la hora de acostarse
- Dificultad para conciliar el sueño
- Tomar siestas más cortas o saltarse siestas
- Despertarse frecuentemente por la noche quejándose y llorando

No hay mucha investigación actual y formal sobre las regresiones del sueño infantil. Sin embargo, algunas investigaciones de hace algunos años sugieren que las regresiones del sueño son respuestas a los cambios en el desarrollo que experimentan los bebés durante los dos primeros años de vida.

Un estudio del año 1991 sugiere que los períodos de cambio en los patrones del sueño a menudo coinciden con cambios en el comportamiento del bebé. Del mismo modo, otro estudio de la Universidad de Girona en 2002 encontró que las regresiones del sueño pueden ocurrir junto con los cambios que se generan en el desarrollo del cerebro, los que ocurren aproximadamente entre los 2 y los 21 meses de edad.

De acuerdo a estos estudios, las regresiones del sueño pueden ocurrir por varias razones, entre ellas:

-Hitos del desarrollo (aprender a gatear, caminar, hablar)
-Necesidad de hacer la transición a una siesta por día
-Ansiedad de separación
-Creciente deseo de independencia
-Cambios en la vida (dejar los pañales, pasar de la cuna a la cama, el nacimiento de un hermano, empezar la sala cuna)

Sin embargo, a veces, lo que parece una regresión del sueño es en realidad una interrupción del sueño debido a los dolores de crecimiento, la dentición, el hambre y el reflujo.

Regresión del sueño etapa por etapa.

Como la mayoría de las cosas relacionadas con bebés y niños pequeños, las regresiones del sueño pueden variar en cuanto a cuándo ocurren y cuánto duran.

Sin embargo, muchos especialistas parecen estar de acuerdo en que las regresiones más comunes ocurren alrededor de los 4 meses, 6 meses, 8 meses, 12 meses, 18 meses y 2 años de edad y duran entre 2 y 6 semanas.

Regresión de sueño de 4 meses.

Por lo general, la regresión del sueño de 4 meses es el primer cambio en el patrón de sueño que experimentan los bebés. Sin embargo, podría llegar un mes antes o un mes después.

Los signos incluyen:

-Cambios en las rutinas de la siesta
-Despertarse con más frecuencia por la noche
-Sueño sin descanso
-Problemas para volver a dormir

El ciclo de sueño-vigilia es uno de los ritmos circadianos más reconocidos y es lo que nos lleva a sentir cansados por la noche y más despiertos durante el día.

El establecimiento de los ritmos circadianos de 24 horas ocurre durante los primeros 4 meses de vida, a medida que el recién nacido experimenta cambios fisiológicos y se adapta al medio ambiente.

Los cambios en la temperatura corporal, entre otras cosas, comienzan a desarrollar la percepción de las diferencias entre el día y la noche. Este proceso sólo puede establecerse después del nacimiento ya que los bebés no están expuestos a estímulos externos mientras están en el útero.

En términos generales, la regresión del sueño de 4 meses más que una regresión, es el comienzo de un cambio permanente en el patrón de sueño de un bebé.

Alrededor de este tiempo, los bebés comienzan a dormir más como adultos y menos como bebés intrauterinos, por lo que esta "regresión" suele ser como un trampolín hacia patrones de sueño más maduros.

Regresión del sueño de 6 meses.

Existe cierto debate sobre la regresión del sueño de 6 meses, específicamente en cuanto a si realmente existe.

Algunos especialistas argumentan que los trastornos del sueño alrededor de esta edad no duran lo suficiente como para calificar como una verdadera regresión del sueño.

Generalmente, los bebés de esta edad se despiertan por la noche porque tienen hambre. Se cree que los bebés a esta edad despiertan porque necesitan reponer las calorías que quemaron durante el día practicando sus habilidades para moverse, gatear y sentarse.

Por otro lado, otros especialistas afirman que la regresión del sueño de 6 meses es una verdadera regresión, aunque admiten que es de corta duración y que puede verse acentuada por el aprendizaje de nuevas habilidades motoras, la dentición y la ansiedad por separación.

Independientemente de la explicación o el razonamiento, los signos son los mismos: despertarse por la noche, irritabilidad y siestas más largas durante el día.

Regresión del sueño de 8 meses

Esta etapa también se denomina regresión del sueño de 8 a 10 meses porque puede ocurrir en cualquier momento durante ese rango de edad.

Como ocurre con la mayoría de las regresiones del sueño, esta parece coincidir con cambios en el desarrollo, como aprender a pararse o gatear.

Además, a algunos bebés les salen los incisivos centrales entre los 8 y los 12 meses, lo que puede contribuir a este insomnio.

Regresión de sueño de 12 meses.

No hay mucho misterio en torno a la regresión del sueño de 12 meses. Para algunos bebés, puede ocurrir tan pronto como a los 11 meses y para algunos bebés, es posible que ni siquiera suceda.

Al igual que la mayoría de las regresiones del sueño, la regresión del sueño de 12 meses parece ocurrir debido a las habilidades de crecimiento del bebé y la conciencia del mundo que lo rodea. 

Tratar de mantener a tu bebé en una rutina regular a la hora de acostarse, puede ayudar a sobrellevar esta regresión.

Regresión de sueño de 18 meses.

Ninguna investigación científica revisada por pares ha probado la noción de una regresión del sueño de 18 meses, y no hay evidencia científica de que este sea un hito estándar del desarrollo.

Sin embargo, muchos especialistas en sueño enfatizan que los niños comúnmente experimentan un cambio en los hábitos de sueño alrededor de los 18 meses de edad. Los cambios en el desarrollo del cerebro, los hábitos diarios y las habilidades de un bebé, junto con cambios en sus ritmos circadianos, pueden hacer que su sueño cambie.

Durante la regresión del sueño de 18 meses, incluso los niños pequeños que antes dormían bien pueden dormir menos o tener más problemas para conciliar el sueño, se cree que puede estar relacionado con la ansiedad de separación que normalmente alcanza su peak dentro de esta edad.

Al mismo tiempo, los niños pequeños de esta edad quieren permanecer despiertos por más tiempo para poder practicar sus habilidades de crecimiento y explorar el mundo que los rodea.

Regresión del sueño de 2 años

Por lo general, la regresión del sueño de 2 años es la última.

Las causas pueden incluir:

-Cambios en la vida, como aprender a ir al baño o cambiarse de la cuna a una cama.
-Retorno de la ansiedad por separación
-Terrores nocturnos, pesadillas y miedo nocturno

Algunas formas en que los cuidadores pueden ayudar a aliviar esta regresión, son las siguientes:

-Iniciar con un sólo cambio importante a la vez (por ejemplo, primero cambio de cuna a cama y después enseñarles a usar el baño, o viceversa, no ambos al mismo tiempo)
-Aumentar el tiempo despierto entre la siesta de la tarde y la hora de acostarse
-Enseñar habilidades al niño para hacer frente al miedo nocturno (los ositos o juguetes de apego a veces resultan ser grandes aliados en esto).

Además, de la regresión del sueño nocturno, algunos niños puede experimentar una regresión de la siesta.

Generalmente, los niños de esta edad toman una siesta por la tarde. Algunos pueden comenzar a resistirse a esta siesta, confundiendo a los cuidadores haciéndoles creer que los niños están listos para dejar de dormir la siesta. Sin embargo, por lo general, la siesta de la tarde dura toda la niñez y, a veces, más allá de ella, y los cuidadores deben tratar esta resistencia como una regresión.

Entonces ahora ya sabes, ni tu estás haciendo algo mal, ni tu bebé es el problema.

Tu bebé está conociendo el mundo, creciendo y desarrollándose. La falta de sueño reponedor para los padres puede ser muy difícil, lo sabemos, pero es importante comprender que son procesos naturales y fisiológicos por los que está pasando tu bebé y que no van a durar para siempre.

Este artículo está basado en varios artículos que leimos en la página web https://www.medicalnewstoday.com. Todos los artículos que leímos han sido revisados por profesionales de la salud.

Artículo siguiente ¡Ayuda! Mi bebé no acepta la mamadera.

Dejar un comentario

* Campos requeridos