Ir a contenido
Despachos a todo Chile de Lunes a Viernes
Despachos a todo Chile de Lunes a Viernes
¡Ayuda! Mi bebé no acepta la mamadera.

¡Ayuda! Mi bebé no acepta la mamadera.

Nos pasamos semanas tratando de establecer la lactancia, lo damos todo, lo logramos!!! Luego estás por volver a trabajar o estudiar y empieza el otro problema, tu bebé no acepta la mamadera.

Esta situación puede volverse muy estresante, por eso que aquí te dejamos algunos consejos que han sido útiles para algunas familias y, esperamos que con suerte, también lo sean para la tuya.

1.- Intenta que alguien que no sea la mamá ofrezca la mamadera.

Los bebés asocian la alimentación con la comodidad de amamantar. Para algunos bebés, la mamá necesita estar fuera de la casa, no sólo en otra habitación, para que puedan aceptar la mamadera de otro cuidador.

2.- Trata de ofrecer la mamadera cuando el bebé no tenga mucha hambre.

Cuando los bebés rechazan la mamadera, puede ser útil ofrecerla entre tomas o cuando el bebé no tenga mucha hambre. Aprender una nueva habilidad requiere paciencia y esfuerzo, y todos tenemos más de ambos cuando nos sentimos bien, descansados, tranquilos y sin hambre.

3.- Intenta alimentar a tu bebé en diferentes posiciones.

Las posiciones preferidas para amamantar suelen ser diferentes a las preferidas para la alimentación con mamadera. Trata de sostener al bebé mirando hacia afuera para que mire alrededor de la habitación o siéntalo apoyado sobre tus piernas.

4.- Trata de moverte mientras alimentas a tu bebé.

Alimentar a tu bebé mientras caminas por la habitación o meciéndolo suavemente puede ayudar a algunos bebés a que acepten la mamadera. Intenta en la sillita mecedora.

5.- Intenta que el bebé se acople a la tetina por sí mismo en lugar de poner la mamadera directamente en la boca.

Usa la tetina de la mamadera para hacerle cosquillas a tu bebé en el labio superior y la nariz y espera a que su boca se abra completamente para agarrar la tetina, de forma similar a como lo haría con el pecho.
Asegúrate de que se acople a la base ancha de la tetina (y no sólo a la punta) con ambos labios hacia afuera, como lo haría cuando amamanta.

6.- Intenta envolver la mamadera en una camiseta o ropa que hayas usado, para que huela a mamá.

Algunas mamás duermen con un tuto de muselina entre el pijama y luego lo envuelven alrededor de la mamadera antes de ofrecerla.

7.- Prueba diferentes temperaturas de leche.

Algunos bebés prefieren la leche tibia, otros la leche a temperatura ambiente y otros la leche fría.
Experimenta un poco para ver si tu bebé tiene alguna preferencia. También puedes intentar calentar la tetina dela mamadera (poniéndola bajo agua tibia) antes de ofrecerla para que no esté fría.
Para un bebé al que le están saliendo los dientes, enfría la tetina de la mamadera en el refrigerador antes de ofrecerla.

8.- Prueba diferentes tetinas.

La amplia variedad de tetinas para mamaderas disponibles en las tiendas puede ser abrumadora y, lamentablemente, no hay una tetina "mejor". Busca una tetina larga y recta en lugar de una corta y plana, para que el bebé se agarre profundamente al biberón como lo haría con el pecho. Considera probar una tetina que sea de "recién nacido" o de "flujo lento" para que la leche salga más lentamente y no abrume al bebé.

Sin embargo, algunos bebés pueden preferir una tetina de flujo más rápido, especialmente si tiene una deglución rápida y furiosa. También puedes probar tetinas de silicona en lugar de las de goma.

9.- Trata de probar y oler tu leche materna.

Muchas mujeres notan que su leche materna extraída huele fuerte o sabe a jabón. Una teoría es que esto se debe a la enzima lipasa que descompone naturalmente las grasas en la leche materna.  Aunque esta leche materna es perfectamente segura para que la tomen los bebés, a algunos no les gusta su sabor.

Si tu leche tiene sabor agrio, puedes escaldarla.

10.- Intenta alimentar a tu bebé con algo que no sea una mamadera.

Puedes tratar de alimentar a tu bebé con una cuchara, una taza para bebés, taza abierta normal o tu Haakaa.

Sostén a tu bebé en una posición erguida y con apoyo. Lleva la taza o tu Haakaa a la boca de tu bebé y permite que tome la leche por sí mismo simplemente tocando el labio superior con el borde de la taza o Haakaa.
Deja que tu bebé marque el ritmo y ten mucho cuidado de respetar sus tiempos para evitar que se atragante.

Bonus track

Familiariza a tu bebé con la tetina.

Paso 1: Lleva la tetina (sin la mamadera) a la boca de tu bebé y frótala a lo largo de las encías y el interior de las mejillas del bebé, permitiendo que el bebé se acostumbre a la sensación y textura de la tetina. Si al bebé no le gusta esto, vuelve a intentarlo más tarde.

Paso 2: Una vez que tu bebé acepte la tetina en su boca, anímalo a chupar la tetina. Sin la mamadera, coloca tu dedo dentro del orificio de la tetina y masajea la lengua de tu bebé con la tetina.

Paso 3: Cuando tu bebé se sienta cómodo con los dos primeros pasos, pon algunas gotas de leche en la tetina (sin unir la tetina a la mamadera).
Comienza ofreciendo pequeños sorbos de leche, asegurándote de parar cuando tu bebé muestre que ha tomado suficiente.

Cuéntanos si alguno de estos tips te ayudó o si hay algún otro tip que nos puedas compartir.

Texto original de https://lacted.org/iable-breastfeeding-education-handouts/bottle-refusal/
Artículo anterior Regresiones del sueño
Artículo siguiente ¿Cuánta leche puedo sacar con Haakaa?

Dejar un comentario

* Campos requeridos