🌟 RM: Retira gratis en Las Condes 🚚 Recibe tu compra en 3 horas 🔥
🌟 RM: Retira gratis en Las Condes 🚚 Recibe tu compra en 3 horas 🔥
Ir a contenido
Guía completa sobre la alimentación complementaria

Guía completa sobre la alimentación complementaria

¡Guía completa sobre la alimentación complementaria para tu bebé respaldada por estudios científicos!


La alimentación complementaria marca un emocionante hito en el desarrollo de tu bebé, y es crucial proporcionarle una nutrición óptima desde el principio. Aquí encontrarás información respaldada por estudios científicos para garantizar que tu pequeño reciba una alimentación balanceada y nutritiva, complementando tanto la lactancia materna como la alimentación con fórmula.


¿Cuándo comenzar?


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda iniciar la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad, ya que la leche materna o de fórmula por sí sola no es suficiente para cubrir las necesidades nutricionales del bebé en esta etapa. Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, retrasar la introducción de alimentos sólidos hasta después de los 6 meses se asocia con un menor riesgo de alergias alimentarias y enfermedades digestivas.


¿Cuánta comida debe comer mi guagua?


La cantidad de comida que tu bebé necesita variará según su edad, apetito y desarrollo individual. Como guía general, aquí hay algunas pautas:


  • De 6 a 8 meses: Se pueden ofrecer una o dos comidas al día, de aproximadamente 1 a 2 cucharadas de puré o papilla por comida.
  • De 9 a 11 meses: Aumenta a tres comidas al día, con porciones de 2 a 4 cucharadas por comida.
  • A partir de los 12 meses: Tu bebé estará listo para tres comidas sólidas al día, con porciones que pueden variar de ¼ a ½ taza por comida, dependiendo de su apetito y necesidades individuales.

Recuerda que estas son solo pautas generales y que cada bebé es único. Es importante observar las señales de hambre y saciedad de tu bebé para determinar la cantidad adecuada de comida.


Tipos de alimentos y nutrientes esenciales


Es fundamental ofrecer una variedad de alimentos ricos en nutrientes para garantizar un desarrollo saludable. Un estudio de la Academia Americana de Pediatría señala la importancia de introducir una amplia gama de sabores y texturas desde el principio. Algunos alimentos recomendados incluyen:


  • Frutas y verduras, que son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes.
  • Cereales integrales, que proporcionan carbohidratos y fibra.
  • Proteínas magras, como carnes, pescado, aves, legumbres y huevos, que son esenciales para el crecimiento y desarrollo muscular.

Es importante destacar que la introducción temprana de alimentos alergénicos, como los cacahuetes y los huevos, puede reducir el riesgo de alergias alimentarias, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine.


Complementando con la lactancia materna y la fórmula


La lactancia materna proporciona una amplia gama de nutrientes esenciales y beneficios inmunológicos para el bebé. La Academia Americana de Pediatría recomienda continuar amamantando mientras se introduce la alimentación complementaria, ya que la leche materna sigue siendo una fuente importante de nutrición.


Para los bebés alimentados con fórmula, es importante seguir las pautas del pediatra en cuanto a la cantidad y la frecuencia de las tomas, y complementar la fórmula con alimentos sólidos nutritivos a partir de los 6 meses.


Consumo de sal y azúcar en la alimentación de tu bebé: ¡Todo lo que necesitas saber!


La salud de tu bebé es una prioridad, y eso incluye controlar su consumo de sal y azúcar desde el principio. Aquí encontrarás información importante para asegurarte de que tu pequeño reciba una alimentación balanceada y saludable.


Sal y azúcar en la dieta de tu bebé


El consumo excesivo de sal y azúcar puede ser perjudicial para la salud de tu bebé, aumentando el riesgo de problemas de salud a largo plazo como la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes. Por lo tanto, es importante limitar la cantidad de sal y azúcar en su dieta desde el principio.


Recomendaciones para el consumo de sal y azúcar


La Academia Americana de Pediatría recomienda evitar el consumo de sal antes de los 12 meses de edad, ya que los riñones de los bebés aún no están completamente desarrollados para manejar grandes cantidades de sodio. Después de los 12 meses, se recomienda limitar la ingesta de sal a menos de 1 gramo por día.


En cuanto al azúcar, la OMS recomienda no agregar azúcares libres a los alimentos y bebidas de los bebés y niños menores de 2 años. Esto incluye azúcares añadidos a los alimentos procesados, así como la miel y otros edulcorantes.


Aliños y condimentos para la comida de tu bebé


Cuando se trata de aliños y condimentos para la comida de tu bebé, es importante optar por opciones suaves y naturales. Algunas sugerencias incluyen:


  • Puré de frutas o verduras como alternativa a la sal para realzar el sabor de los alimentos.
  • Especias suaves como el cilantro, el comino, el orégano y la canela para agregar sabor sin agregar sal o azúcar.
  • Jugos de limón o lima para dar un toque de frescura a las comidas sin necesidad de sal.
  • Hierbas frescas como el perejil, el eneldo, la menta y el romero para añadir sabor y aroma a los platos sin necesidad de sal.

Recuerda siempre consultar con el pediatra antes de introducir nuevos alimentos o condimentos en la dieta de tu bebé, especialmente si tienes alguna preocupación sobre alergias alimentarias o sensibilidades.



Controlar el consumo de sal y azúcar es fundamental para garantizar la salud y el bienestar de tu bebé a largo plazo. Opta por alimentos frescos y naturales siempre que sea posible, y utiliza condimentos suaves y saludables para realzar el sabor de las comidas sin comprometer su salud. Y no te preocupes, lo que tu encuentras desabrido, tu bebé lo encuentra delicioso, su paladar es un papel en blanco, un terreno no explorado.




La alimentación complementaria es un emocionante paso en el crecimiento de tu bebé, y es fundamental asegurarse de que reciba una nutrición adecuada desde el principio. Con la orientación de estudios científicos y el apoyo de profesionales de la salud, puedes estar seguro de tomar decisiones informadas para el bienestar de tu pequeño. ¡Disfruta de este maravilloso viaje culinario junto a tu pequeño explorador! 🥕🍌👶 

Artículo siguiente Limpieza nasal: Fundamental para prevenir infecciones respiratorias este invierno.

Dejar un comentario

* Campos requeridos